Skip to content

Un viaje a Granada

1 julio 2007

g1.jpg

Puerta de Elvira 

El miércoles 31 de octubre de 2007 viajamos a Granada, en busca del Albaicín y de la Alhambra. Fue un día espléndido para visitar una ciudad maravillosa, tan cercana a veces a nuestra ciudad. Porque Córdoba, como Granada, respira el mismo aire que tanto amamos. Comenzamos el paseo por la famosa Puerta de Elvira, famosa por los poetas que la han cantado. Pronto pudimos ver unas primeras vistas sobre la ciudad, a las espaldas del Albaicín. Hasta que deambulando por sus puertas y murallas llegamos a una plaza similar a la de los Faroles de Córdoba. Allí nos hicimos esta foto: más adelante llegamos al famoso 

Mirador de San Esteban 

Un mirador que ha cautivado a propios y extraños. Hasta un Presidente de Estados Unidos quedó maravillado al conocer las vistas de la ciudad. 

g4.jpg 

Otra imagen en día gris es la que sigue. Pero esta no es de esta historia. Más adelante, hemos deambulado por calles, iglesias, murallas, plazuelas, costanillas, escaleras, hasta llegar al pie de la montaña del Albaicín. De camino al Darro, nos detuvimos para la siguiente instantánea. Luego llegamos al Paseo del Darro. Habíamos dejado el Paseo de los Tristes atrás y nos encaminábamos a la Plaza Nueva.  

Paseo del Darro 

g5.jpg 

Descanso en la Plaza Nueva, sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y plano de la ciudad en la Oficina de Turismo. La visita continúa hacia el centro de la ciudad. Avenida de la Constitución, monumento a los Reyes Católicos, siempre presentes en el alma granadina y llegada a la Catedral Metropolitana de Granada. En su interior, sobre pilastras blancas, se erige una magno edificación con un gran parecido a la catedral de Málaga. 

g6bis.jpg 

En su interior, una pequeña joya del barroco granadino, una imagen de la Inmaculada de Alonso Cano (1601-1667). Nueva parada para echar algo al estómago y disfrutar de los comercios y bares de la ciudad. Pero pronto nueva cita para ver la joya más espectacular de la ciudad: adosada a ella se encuentra el majestuoso Palacio de Carlos V, que el Emperador mandó construir hacia 1520 y que fue testigo de su propia boda (1527) . A la boda, como caballero real, asistiría Garcilaso de la Vega, que estudiaremos en Literatura esta curso. Tras conocer el palacio del Emperador, nos espera una nueva cola, la que nos lleva a los Palacios Nazaríes de La Alhambra. Desde su interior podemos ver otro espectacular paisaje, esta vez el Albaicín 

g8.jpg 

Patio de los Arrayanes 

g31.jpg 

Patio 

g10.jpg 

Detalle del artesonado 

g11.jpg 

Patio de los Leones 

g32.jpg 

Detalle de paloma resguardada de la intemperie 

g14.jpg 

Detalle de decoración 

g15.jpg 

Salida del Palacio 

g18.jpg 

Atardecer en los jardines del Generalife 

g20.jpg 

Anuncios
No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: